Mercedes-Benz

Mercedes-AMG desarrolla el turbocompresor electrificado

15.07.2020

Mercedes-AMG desarrolla el turbocompresor electrificado
Una de las principales apuestas de Mercedes-AMG es conseguir un futuro eléctrico, y como resultado, los últimos desarrollos han ido encaminados a descubrir y alcanzar una mayor eficiencia en la conducción. En las instalaciones de Affalterbach día a día se invierte tiempo y recursos en la obtención de nuevas tecnologías que permitan llevar el rendimiento hacia nuevos niveles. La última de estas tecnologías en ver la luz es el turbocompresor electrificado.
La marca alemana consigue así una nueva tecnología importada directamente de su equipo de competición. Con la colaboración de Garrett Motion, esta tecnología ya ha sido probada y ya se encuentra en fases finales de desarrollo en la Fórmula 1. Con ella, se resuelve el conflicto entre el turbocompresor pequeño de reacción rápida, cuyo inconveniente era el poco rendimiento máximo alcanzado; así como con el turbocompresor grande, que si bien cuenta con un mayor rendimiento máximo puede sufrir en ocasiones de una respuesta algo lenta.
- El turbocompresor eléctrico integrado
Este innovador sistema destaca por contar con un pequeño motor de alrededor de 4 centímetros integrado en el eje del turbocompresor. Con este motor se puede accionar la rueda del compresor antes de que el flujo de gases llegue. Gracias a esto se obtiene una gran mejora en la velocidad de reacción desde el ralentí, así como durante todo el régimen de giro del motor. Es decir, con este sistema se consigue que el motor de combustión responda de forma mucho más inmediata a las solicitudes del acelerador, permitiendo una conducción mucho más ágil.
Este turbocompresor puede llegar a alcanzar velocidades de 170.000 revoluciones por minuto y se puede accionar por medio de un sistema eléctrico de 48 voltios. Todo ello conectado al circuito de refrigeración del motor, para así contar en todo momento con la temperatura adecuada.