Mercedes-Benz

Futuros sistemas de baterías en Mercedes-Benz

17.04.2020

Futuros sistemas de baterías - Merbauto Mercedes-Benz
Definitivamente el sistema de batería es una pieza clave cuando hablamos de vehículos y movilidad eléctrica. Desde Daimler, los expertos trabajan constantemente en cómo mejorar y optimizar este aspecto tecnológico, que requiere mucha investigación y desarrollo, ya que los distintos tipos de híbridos cuentan con requisitos diferentes: los híbridos suaves (Mild-Hybrid), los enchufables y los puramente eléctricos.
 
Mercedes-Benz está aplanando el camino para lo que está por venir en las siguientes generaciones, que serán vehículos eléctricos muy potentes. Y, por supuesto, esto requiere también una nueva generación de baterías que sea capaz de desempeñar el máximo rendimiento para estos nuevos vehículos.
 
Pero no solo el rendimiento es importante, sino también la seguridad. Con cambios en los materiales se podría obtener mayor capacidad, pero la seguridad no puede comprometerse.
 
Por eso hay que encontrar soluciones que sean sostenibles también para las baterías, desde los Smart hasta los vehículos puramente eléctricos, pasando por todos los automóviles, furgonetas, autobuses y camiones.
 
En Mercedes-Benz siempre se innova y se trata de encontrar alternativas más allá del ion-litio, tanto en relación densidad-energía como en el tiempo de carga, pero también en sostenibilidad. Por eso, se ha acordado una colaboración con Faris Energy para que parte de las celdas de batería de las próximas generaciones de vehículos y tecnología EQ se produzca con electricidad que provenga 100% de energías renovables.
 
Para comprometerse con la sostenibilidad, la capacidad de reciclaje de las baterías es de lo que más se tiene en cuenta en primera instancia, siendo esta sosteniblidad el principio general de cualquier actividad que se desarrolle desde la marca.
 
Se calcula en aproximadamente uno ocho o diez años existirá un número considerable de baterías de vehículos listas para reciclar. De éstas, se reciclará níquel, cobalto, cobre, y más tarde silicio. Desde Mercedes-Benz, ya se cuenta con la preparación para poder darle una segunda oportunidad a estos materiales, para poder pasarlas a un segundo ciclo de producción. A pesar de que se hace todo lo posible para que las baterías tengan la vida útil más longeva posible, se pretende establecer un mercado funcional para esta segunda vida de las baterías en Europa, ya que apenas cuenta con fuentes primarias.
 
Todo esto ayudará a mejorar la sostenibilidad íntegra de nuestros vehículos, siendo a día de hoy recuperables al 95%.